MÁS ALLÁ DE  DESCARTES

Siento, luego existo